Solari planta su bandera en territorio Simeone

Deportes 10 de febrero de 2019

Hace no tanto que el Real Madrid estaba muerto, enterrado, velado y olvidado. Una mala primera mitad de temporada le dejó sin su entrenador, a diez puntos del liderato en La Liga, y siendo objeto de la crítica unánime por parte del mundo del fútbol. Realmente las merecía. Sin embargo, no es menos cierto que a este Real Madrid nunca se le puede dar por muerto. Lo ha demostrado durante toda su historia, pero especialmente en los últimos años, donde ha ganado cuatro de las últimas cinco Champions bajo un guión similar: perdido hasta Navidades, imparable desde entonces. Aun así, los hay por miles que año tras año cometen la misma imprudencia. Y esta semana, el Real Madrid ha respondido a todos ellos: el líder Barcelona no pudo doblegarlo en el Camp Nou en Copa, y tres días después el Atlético hincó la rodilla en el Metropolitano, viendo así cómo le arrebataba la segunda plaza en La Liga. Nunca se le puede dar por muerto.
 


La primera parte del derbi madrileño fue de lo más entretenida, con más encontronazos y tensión que fútbol realmente. Solari apostó en los blancos por hacer mínimos cambios. La meritocracia volvió a darle la titularidad a Lucas y Vinicius, que fueron percutores constantes en las bandas. Aunque el gol inicial llegó por parte de Casemiro, de chilena al saque de un córner. El respeto que se le tiene a Ramos hizo que el brasileño estuviera solo sin marca para rematar de manera acrobática al cuarto de hora. Respondió Griezmann a los diez minutos en un mano a mano frente al acosadísimo Courtois. La jugada venía precedida de una falta clara de Correa a Vinicius pero, cosas del arbitraje, se marchó al limbo. Eso sí, este Real Madrid de Solari no se amilana, está demostrado. Y justo antes del descanso llegó el gol de Ramos desde los once metros después de que Vinicius le hiciera un siete a Giménez y éste provocara un penalti indescifrable sobre la misma línea del área y que finalmente Estrada Fernández concedió.
La segunda parte discurrió con un guión similar: un Madrid con la posesión del balón y un Atlético que sólo encontraba la portería de Courtois a la contra. Lo hizo Morata con un golazo de vaselina invalidado por fuera de juego. El que sí subió al marcador fue el de Gareth Bale, también a la contra, con un preciso chut cruzado. No había aparecido el galés desde que sustituyó a Vinicius, pero finiquitó con la maestría que se supone. 1-3 y el derbi dejaba a este sólido Real Madrid por delante del Atlético en la clasificación con el ‘Indiecito’ Solari conquistando territorio rojiblanco. Plantando su bandera en la casa de Simeone después de haberlo hecho en la propia. El técnico argentino ha resucitado al Real Madrid. Ahora, un año más, ya es difícil aventurar hasta dónde podrían llegar esta temporada
 

Comentarios
Dejá tu comentario acerca de esta nota
 
 
 
Deportes

Estudiantes de Caseros debuto en la Primera Nacional con un triunfo, 1 a 0  frente a Mitre (Mira el gol)

El pincha  arranco con buen pie  en la Primera Nacional fue  triunfo ante Mitre de Santiago del Estero como visitante   

Politica
 
 
Municipales
 
 
Policiales
 
 
Deportes
 
 
Cultura